Valorando nuestras danzas Lambayecanas


LA DANZA EN LAMBAYEQUE


Hacia 1935, Augusto León barandiarán y Rómulo Paredes tratando de explicar la razón de la afición por el baile en Lambayeque, decían: "Nosotros, los lambayecanos, hemos bailado siempre. Cuando servíamos las chichas a nuestros curacas, el "cachaspariz",con la caja; cuando le pagábamos el tributo de nuestro oro y de nuetras vidas a Almagro, el paspié o el ondué, al son de la guitarra española; cuando el virrey Toledo nos mandaba fusilar, por el delito de no querer ser más esclavos, el minutero y la danza, al golpe de salterio o de la viola; cuando nos vimos metiditos a gente libre, la mazurka y el valse, con algún clavicordio; ya más modernizados, nos agarramos el "abrazau", con banda de músicos; y en la actualidad, ya con todas nuestras mañas encima, nos enredamos con la marinera, a la bulla del arpa y del cajón.

Un pájaro de nuetsros campos, el picaflor simboliza perfectamnete nuestra manera de vivir. Estamos en baile perpetuo, en danza constante, en perenne zapateo... Indudablemente un pueblo cuando más bailarín es ue se vuelve más inquieto y más revolucionario... Los autores señalan también que Túcume, Motupe, Illimo, Lambayeque y el puerto de San José se destacan por la presencia de diversas danzas, como los diablicos, pastoras, negritos, parlampanes, payas, danza de los chimús o de los moros y cristianos.

Tiempo después, hacia fines del siglo XX, el investigador Leonidas Casas Roque observa la vigencia de las mismas danzas y como se cumplen normas de organización vía la autogestión popular, que permite reafirmar una identidad cultural en la región, aun considerado las variantes entre cada provincia o poblado.

Los diablicos de Túcume o Illimo, danzando al compás de una chirimáa y una caja, forman un conjunto liderado por un Capataz o Luzbel. Los cojuelos son personas que en la danza cumplen la función de abrir paso para que los danzantes diablicos, que pueden superar el medio centenar, realicen su representación festiva, la misma que proviene de antiguas obras teatrales o representaciones que los colonizadores implantaron como una forma de adoctrinamiento. En Túcume se hace la representación de los siete vicios, una lucha del Mal, representado por los diablicos, con el Bien, representado por un ángel.

Al son de un gran tambor, la danza de negros o negritos se representa durante la Navidad y la Fiesta de Reyes. Es probable que esta Danza de manera similar a lo que sucede en otras regiones, se haya originado en la costumbre colonial de dar libertad temporal a los esclavos negros que hab&ioacute;an sido bautizados y que bailaban celebrando los días de Pascua de Navidad. Muchas veces la danza de alimentacioón en tanto duraba su supuesta libertad. La investigadora Rosa Alarco sostuvo, en un informe sobre los Negritos de Huanuco, que se le llamaba negro o moro al no bautizado, fuese negro o indígena, y que justamente los españoles enseñaron la danza para celebrar la incorporación de los moros o negros al cristianismo. En la actualidad, los negritos, se representan simultáneamente con las danzas pastoras, las serranitas y a la representación de los reyes magos (el 6 de enero). Los negritos incorporan gestos y pasos al danzar que provocan la risa del público, especialmente cuando se supone que imitan a Herodes momentos antes de morir. Es importante también señalar la presencia de la Danza Chimo. Que se representa durante la fiesta de la virgen de las Mercedes en Incahuasi. Esta danza seria la única que mantiene en su canto una reminiscencia del idioma nativo de la zona, el muchic, danza que aparece en varias láminas del obispo Martínez de Compañón y Bufanda, mandadas hacer entre 1782 y 1785.

El folklor lambayecano forma parte de la identidad cultural de la región por esto es importante que nosotros como ciudadanos estemos informados de las maravillas que poseemos como parte importante de esta sociedad.

Entendemos por folklore (del inglés folklore, y éste de folk, "pueblo" y lore, "conocimientos")al cuerpo de expresión de una cultura, compuesto por cuentos, música, bailes, leyendas, historia oral, proverbios, chistes, supersticiones, costumbres, artesanía y demás, común a una población concreta, incluyendo las tradiciones de dicha cultura, subcultura o grupo.

El departamento de Lambayeque rico en cultura y tradiciones destaca por su fascinante acervo cultural. En este proyecto nos dedicaremos a estudiar solo los diversos ritmos lambayecanos.


En el siguiente apartado veremos:

Bailes Típicos.